JOSÉ ÁNGEL CUEVAS
« volver
Audioplayer

Nací en el centro de Santiago a mediados de los años 40, a dos cuadras de la cárcel y tres de la Moneda. En un depto lleno de máquinas de escribir que mi joven padre arreglaba y vendía... era un segundo piso de una vieja casa, todo el día miraba la ciudad desde una ventana. Era ayudante de mi padre.

Estudié en un liceo muy trasgresor, me hice bailarín de rock y jugador de pool. Después entré a la Universidad, estudié un año de Derecho y me pasé al Pedagógico a estudiar Filosofía. Siempre tuve pandillas, allí también un grupo que escribía, tocaba la guitarra, andaba en bares y prostíbulos... íbamos a poblaciones a leerles a de Rokha, Ginsberg y los poemas nuestros, también a sindicatos en huelga de fines de los 60.

Durante la Unidad Popular recorrimos América a dedo y Chile ciudad por ciudad. Empecé a dar clases en liceos diversos de Santiago y provincia. Vino la Dictadura. Todos mis amigos se fueron, me quitaron la casa los milicos, estuve preso muchas veces pero no caí en manos de la DINA. Fui exonerado político. Me casé muy joven, tengo tres hijos. Publiqué mi primer libro en el año 79 para ir a inscribirme a la Sociedad de Escritores, porque estaba a punto de ser detenido: Efectos personales y dominios públicos. Y después Introducción a Santiago, 1982; Canciones rock para chilenos, 1987;  Adiós muchedumbres, 1989; Proyecto de país, 1996; Maxim. Carta a los viejos rockeros, 2000; Lírica del edificio 201, 2001; Canciones oficiales,2009. Ganado diversos premios y becas. Y traducción  de algunos textos.  En la actualidad preparo una investigación fotográfica sobre los años de la Dictadura.

Coordinó el proyecto de mediación y animación de la lectura y escritura creativa “Sensibilización poética para niños y niñas de Bolivia” con el grupo Chuymampi  Ser de Corazón, y el texto para maestros y padres de familia Animarse a leer y escribir jugando con poesía: guía práctica del mediador para acercar la poesía a los niños.  Lleva distintos talleres literarios para niños, jóvenes y adultos.

 
> Poemas

Tres poemas socioeconómicos

Supermarket y Mall   TDK/

Horas de horas entre  pasajes y pasajes
trozos de queso que sacan / paquetes de jamón por puro gusto
tomando botellines de vino al pasar
cortes de pan y cantidad de pavo
que se pierde para siempre en la noche de los tiempos.

Vagabundear por la vida con grandes
sumas de dinero /la escalera mecánica sube y baja
sube y baja / mujeres y niños colgando de la correa de transmisión 
porque han caído bajo
muy bajo/ aquí en el Supermatket Inc. Ltda

Pero allá dentro en el Mall van miles de tipos/ a usar los baños
suaves, embaldosados
y gastan tiras y más tiras de papel confort 
se sienten felices / son clientes/ usuarios o público en general.

Pero los baños estarán ocupados
Infinitamente. O por siempre jamàs.

Ellos viven una vida de verdad en el Mall

El Mall y su Tarjeta master/ con la que se puede pagar
cuentas de isapre o afps, seguro obligatorio.
Hay que saber usar la tarjeta 
me dice Ezra Pound.

Yo voy al Mall / al Super  Mall
y veo robar, todos roban, dicen los empleados
que están en  los rincones,
nadie se informa del funcionamiento del Mall
el control de la estructura  en sus cubículos
la gente que vuelve y toma botellas de pisco al seco.
Porque es verdad que Todos Roban, dicen a coro
una empleada le grita  a su supervisor.

La ciudadanía los adora, 
el supervisor pasa al supermercado/entre cajeras
y empaquetadoras
con sus carritos en la parte carne, fideos, conservas
fruta, bebidas y pan.
Van con gorros blancos 
filas de comida preparada .
Las  pérdidas Son Grandes/  muy grandes

Y  le serán cargadas al cliente.
Sólo al cliente.

 

Los endeudados

Ahí se ven los pies de los pobres endeudados
cubren la calle
parados con sus papeles

y  sigue atràs  la Cordillera de los Andes / pasan  nubes
y los endeudados siempre allí
Sus deudas crecen como àrboles 
que nadie riega. Sobre las escalas del Metro S.A.
ojos mustios  caras amargadas
Los endeudados  sueñan con grandes sumas 
que llegan  a la mesa de dinero/
los avisos  telefónicos de cada mañana 
cada mañana cada noche que vayan a pagar que vayan a pagar
hijos de puta/  Los endeudados se encierran en sí mismos y fuman
No son prisioneros sino de una Of. de Cobranzas
y si llegaran a morir por muerte no natural pierden su derecho
a degravamen/ Ahora si escapan  a otro paìs la deuda  pasará  a sus  hijos
El endeudado vive la vida pensando Còmo poder
cubrir la próxima cuota
y vuelve a pedir otro préstamo
Y vuelve a endeudarse el endeudado.

 

Poema 200

Oiga, señor consumidor :
¿Usted hace diferencias entre significado y significante
usted que está de lleno en la semiótica de la vida
piensa en la línea valor de uso a valor de cambio?
Usted quiere aparentar, no mienta
sentirse bacán
pulento, bacán.

Mire, Consumidor, usted se pone cuático y busca zapatillas Addidas
y chaquetas Pierre Benjamin
Pero, compraría una chomba Pérez –Soto, llegado el caso?
No.Seguro que no, 
ni su mujer ni su hijo
Es por tirar pinta sentirse  cuico  y usted lo sabe.
Ahí està  de lleno en el significado,
porque  usted sabe muy bien que los objetos denotan
y connotan
No se haga el Guevón.