Logan February

LOGAN FEBRUARY

Anambra (Nigeria), 1999.

Poeta no-binarie, graduadx de posgrado en el programa de maestría en escritura creativa de la Universidad Purdue. Su trabajo ha aparecido en The Guardian Life, Dazed, The Rumpus, Lambda Literary, Washington Square Review, Africa In Dialogue y más. Libros: In The Nude (Ouida Poetry, 2019 / PANK Books, 2021) y tres chapbooks.

Poemas

Te podés inventar a otra persona. No le importa a nadie.
Imaginate que es como tu propio vudú, la magia
te corre por el cuerpo y lo mancha todo
salvo el tronco encefálico. Cuando se le muere el marido,
la mujer le besa la frente al hijo en lugar de él.
Dios, el nuevo marido de la mujer, sale de joda.
Los dos sabemos lo caprichoso que puede ser Dios. Acordate
de que Zeus era un dios, tu papá era un dios, tu mente
era un dios: ¿y dónde están ahora? Cuando se pierdan
cosas, tocá la campana. Cuando los ratones escuchen la campana,
van a salir corriendo. ¿Ves que cualquier cosa puede significar
lo que quieras que signifique? Tomá dos de éstas por las noches.
Vas a poder resucitar a todos tus muertos, así que sonreí.
¿Sabías que alguna gente tiene problemas de verdad?

Traducción de Ezequiel Zaidenwerg

& nuestros reflejos hacían cosas raras con la boca
& no es ése el problema de los chicos
como nosotros guardamos nuestro amor
encerrado en la boca estaba todo lleno
a reventar tu mano izquierda la derecha
mía con feliz abundancia de corderos
& de leche nos teníamos el uno al otro & no
queríamos a nuestras madres porque no sabían
lo que éramos vos me besaste
yo me guardé las flores debajo de la lengua
mientras
rezaba & rezaba
pidiendo un nuevo amante pero en silencio así que vos
pensabas que era devoto como un tortolito
el psicólogo dice que es una proyección
tuya yo por mi parte digo que era simplemente
un calor en mi nudo desatado simplemente era un viaje
por todas partes había plumas blancas &
todo eso
pensabas que éramos bienaventurados
imaginate que igual que vos le abriera mi secreto
a Dios no te parece que sería el chiste del año

Traducción de Ezequiel Zaidenwerg

Me quemás. Literalmente:

cuelo la pasta y el vapor
me sube por el brazo, por la manga.

Es lo de casi siempre: mi pecho es un frasquito

transparente de niebla cálida. Navego la desesperanza

en el ciberespacio.
reCAPTCHA me hace poner “corazón roto”

para verificar que soy humano. Te stalkeo

en dos mundos y desvisto el silencio. Igual,
hice la cama, hice la pasta y la promesa.

Me senté a la mesa y esperé que vinieras
a bendecirla. La di por bendecida

aunque no había pruebas, di las gracias.

Traducción de Ezequiel Zaidenwerg